Que no te pase: Aprende como cambiar una llanta

como-cambiar-una-llanta

Si aprendes como cambiar una llanta podrás hacerle frente a esté imprevisto y no te expondrás a los riesgos en lo que incurres cundo te parás a media carretera esperando a alguien que te ayude,

En estos sencillos pasos te ilustraremos como hacerlo de manera rápida y precisa, así no tendrás que arriesgarte para nada y te ahorrarás algo de dinero.

Te recomendamos poner mucha atención a las precauciones que indicamos a continuación para evitar que ocurra algún accidente.

Disfruta mucho de tu viaje y hazle frente  a todos los imprevistos con estos maravillosos consejos que tenemos para ti.

Como cambiar una llanta: Aflojar lo birlos

Al cambiar una llanta siempre hay que tener precauciones para evitar que existan accidentes que puedan llegar a lastimar nuestra calidad de vida.

Pues bien lo primero que debemos hace res ubicar todas las cosas que vayamos a usar en el proceso del cambio de llanta como es el gato, una llave de cruz y por supuesto, una llanta de refacción.

Después vamos a aparcar el coche en una zona segura, donde no provoquemos un accidente al tener el auto estacionado. Pon tu auto en Parking si es automático o en la primera velocidad si es estándar.

Una vez que hayas hecho este paso, toca aflojar los birlos, para esto debes usar la llave de cruz y darles un giro en contra de las manecillas del reloj hasta que cedan, solo aflójalos.

Realizar el cambio

Para saber como cambiar una llanta es hora de pasar a la parte del reemplazo. Ahora lo que vamos a hacer es levantar la llanta con el gato. Esto es muy sencillo vamos a colocar el gato en el chasis y subiremos el auto un poco.

Una vez que el auto ya esté por encima del suelo es hora de retirar la llanta que previamente fue aflojado, esto lo haremos con unos guantes en caso de que tengamos a la mano.

Una vez este retirada la llanta es hora de sacar la de repuesto y encajarla en donde van los birlo, cuando este dentro es hora de bajar el auto y retirar el gato que previamente usamos para levantarla.

Para el último paso apretamos los birlos para hacer presión y que la llanta que apenas fue puesta quede firme y no se salga en medio camino.

Colocar todo en su lugar

Una vez que hayas hecho el cambio de la llanta no te olvides de colocar todas las herramientas en el lugar en el que van, de este modo no perderás nada y te servirán para próximas ocasiones.

Ahora que sabes como cambiar una llanta podrás presumirlo con tus amigos cuando se de la ocasión, estamos seguros que ellos se fascinarán con esto y además podrás salir de un apuro. Aprender a cambiar una llanta es una habilidad muy importante que no nos cuesta nada desarrollar y que nos puede ayudar a evitar la espera interminable para el servicio de ayuda.